//
Artículos y Publicaciones, México, Centroamérica y el Caribe

Jose María Argueta: “En Guatemala casi literalmente todo está a la venta del mejor postor”

Fuente: Forum2000.cz

Por Elisa Molina. Octubre 2011. Praga

Uno de los participantes de la quince conferencia anual de la fundación Fórum 2000 celebrada en Praga en octubre fue el guatemalteco, Jose María Argueta, antiguo consejero de seguridad y diplomático de Guatemala. Gracias a una entrevista para el Centro de Estudios y Análisis de América Latina (CASLA) podemos conocer cuáles son los principales problemas que afectan en la actualidad al país centroamericano.

¿En qué situación se encuentra el sistema judicial en Guatemala y qué papel juega la corrupción?

La corrupción es el primer problema del país y el sistema judicial no escapa. A la corrupción se suma la dificultad de articular acciones entre todos lor órganos responsables de administrar justicia. Eso involucra la lucha territorial que normalmente se da cuando instituciones diferentes tienen un traslape de funciones. Los responsables de investigar y perseguir el crimen no tienen confianza en los fiscales, los fiscales no tienen confianza en los jueces, los jueces no tienen confianza en las pruebas, etc. Hay duplicidad de funciones en estas zonas de colaboración. Adicionalmente está presente el elemento de la corrupción. En Guatemala casi literalmente todo está a la venta del mejor postor y la administración de justicia no escapa a esta situación del país. No es un tema propiamente de la calidad de los magistrados de la Corte Suprema, aunque desde mi perspectiva, no todos han asumido la responsabilidad inherente al cargo. Hemos tenido casos donde presidentes de la Corte Suprema han sido cuestionados por la falta de transparencia en el manejo de sus propios asuntos. Por ejemplo, hubo un caso de un presidente de la Corte Suprema que se llevó a una traductora a Brasil y despues se estableció que esa chica no hablaba portugués ni era traductora. Por ello, es evidente de que hay una falta de asumir las responsabilidades inherentes a la posición de liderazgo que cada uno ejerce.

¿Una de las causas para que exista corrupción es el miedo a denuncia de los ciudadanos?

En Guatemala hay gente valiente. Hay grupos que verdaderamente impulsan la necesidad de transparencia en el manejo de la cosa pública. También en la prensa hay periodistas que han asumido la responsabilidad de denunciar y han corrido ese riesgo, siendo acusados en ocasiones de abusar de su libertad de expresión.

Todos los que denuncian en cualquier parte del mundo se exponen. En Guatemala, según la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, un 95% de los crímenes quedan en la impunidad, lo que aumenta la sensación de inseguridad para aquellos que denuncian hechos de corrupción.

 ¿Es Guatemala un país donde se pueda ejercer libremente la libertad de expresión por parte de los periodistas?

En Guatemala, a un nivel inferior que el caso de México y Honduras, los periodistas corren el riesgo y lo pagan con su vida si exceden ciertos límites. Si es cierto que el 75% de la droga que va a Estados Unidos transita por Guatemala y si es cierto que el 10% de la droga se queda en Guatemala, los periodistas que escriben acerca de eso se exponen y se exponen gravemente.

¿Es Guatemala un país seguro en la actualidad?

Fuente: centinelaeconomico.com

Guatemala es un país muy inseguro en la actualidad, basta con ver las cifras de asesinatos por cada 100 mil habitantes. Después de Honduras y El Salvador tenemos las cifras más altas de asesinatos de América Latina. En las zonas del país donde el crimen organizado está posicionado ese porcentaje es el cien por ciento más alto que en las zonas donde el narcotráfico no tiene presencia, es decir, hay una relación directa y demostrable entre el crimen organizado y la violencia. Además, en Guatemala hay un dicho relacionado con el narcotráfico y su capacidad de ejercer presion para que las cosas se resuelvan como desean los narcotraficantes: “plata o plomo” usted escoge.

Hay que diferenciar entre el crimen económico y el crimen organizado. El crimen económico son empresas escondiendo utilidades y crimen organizado es crimen económico más violencia como parte del plan de negocio. La violencia es también fruto de las formas que hemos escogido (el hemos hace referencia a la comunidad global) para combatir el narcotráfico por las vías de las balas, poder contra poder, sin utilizar otros mecanismos. El dinero debajo de un colchón  no tiene valor y para que tenga valor necesita un sistema financiero capaz de ponerlo en circulación. Así tenemos que hacer más énfasis en que el sistema financiero no sirva de facilitador para la realizacion de negocios ilicitos, no sólo a nivel nacional sino también internacional.

¿A qué se refiere con hacer más énfasis en el sistema financiero?

Uno de los elementos que tenemos que considerar es ¿a dónde va a parar todo el dinero que genera el narcotráfico? Según reportes, los consumidores de droga de Estados Unidos exportan a América Latina unos 46 a 50 billones dólares al año en pago por la droga. En América Latina, con la excepción quizá de Brasil, no hay ningún otro país capaz de absorber ese dinero sin provocar una distorsión económica importante. Ese dinero necesariamente está yendo a parar a las encomias desarrolladas de los países del primer mundo y para ello utilizan el sistema financiero existente y con el la participación de los grandes bancos.

En el caso de Guatemala, todo ello es consecuencia de un país con una democracia no funcional, con un sistema de justicia con las debilidades antes citadas, con un aparato de seguridad del Estado que fue reducido significativamente a raíz de los Acuerdos de Paz creando un vacío de poder que fue llenado por el crimen organizado.

No es sorpresa para mí que de los tres países que transitaron por el enfrentamiento armado interno al sistema democrático (Guatemala, El Salvador y Nicaragua), sea Nicaragua el que tiene los índices más bajos de asesinato y los niveles de seguridad más altos, siendo el único país de los tres donde el aparato de seguridad del Estado no se desmanteló. Ello no quiere decir que se deba de producir una militarización en Guatemala sino que hay que repensar la forma en el que debemos ejercer ese compromiso del Estado de dar seguridad a la población y eso pasa por la necesidad de aumentar más recursos al sector seguridad, pero para ello se necesita que crezcan los recursos del Estado y ello debe de conseguirse a través de una reforma fiscal.

Hay algunas cosas que hemos hecho que deberíamos de repensar para tratar de contribuir al desarrollo. La comunidad global puede aprender más de los errores que de los aciertos y Latino América tiene algunos errores que deben ser reparados.

Así, Guatemala necesita armonizar los tres elementos de seguridad a través de sus tres componentes de seguridad: diplomacia, ejército y policía. Por ello, policía, fiscalía del Estado y administración de justicia necesitan más recursos para proporcionar seguridad y además se necesita armonizar las acciones entre estos tres elementos. Tenemos que acabar con los niveles de desconfianza que impiden una comunicación efectiva entre los diferentes sectores de la sociedad y los diferentes sectores gubernamentales. Guatemala necesita reaprender a vivir en democracia.

¿Es la falta de consenso entre los países de Centroamérica uno de los problemas para luchar contra el narcotráfico o es el papel que está jugando Estados Unidos en esta lucha?

Fuente: vox.com.mx

En Centroamérica existe el consenso en cuanto a la necesidad de combatir el narcotráfico porque, entre otras cosas, ya se han dejado ver los efectos en su juventud.

Por otro lado, no es que Estados Unidos tenga que ofrecer más recursos para combatir el narcotráfico, se trata de que Estados Unidos asuma su responsabilidad como principal consumidor de droga. Cuando el departamento de Estado norteamericano le ofrece a Centroamérica un dólar por cada 3 dólares que tiene que poner un país centroamericano es como si Estados Unidos cuantifica su responsabilidad en un 25 por ciento del problema, cuando el problema no existiría si la demanda no existiese. Pero también el sistema financiero de Estados Unidos tiene la responsabilidad de no facilitar la conversión del dinero ilícito en dinero lícito, responsabilidad que es total del gobierno norteamericano, siendo poco lo que Centroamérica puede hacer.

Por otro lado, ¿cómo ha avanzado la política de educación en los últimos años en Guatemala?

Hemos aumentado el número cuantitativamente de niños y jóvenes en centros educativos. Ese crecimiento cuantitativo ha sido a expensas de la calidad educativa. El problema de Guatemala es que tenemos gobiernos cortoplacistas y queremos ver los resultados en corto plazo porque esos resultados a corto plazo posibilitan la elección del gobierno siguiente. Pero históricamente en Guatemala no hay partidos políticos permanentes sino que son grupos que surgen a raíz del liderazgo de una persona y desaparecen cuando esa persona ya no puede ser reelegida.

Demócrata es una persona educada. El mejor demócrata es el que a través de su esfuerzo personal y de su educación puede escalar los peldaños de la sociedad. Pero hay una lucha entre aquellos que están arriba y no quieren cambiar la situación actual. Hay en Guatemala una diferencia de clases y de ingresos enorme y hay una exclusión social y de participación muy fuerte. Hay una contradicción entre nuestras aspiraciones de vivir en una democracia y la posibilidad de funcionar como una democracia.

¿Qué se puede reformar en Guatemala para mejorar la situación que vive el país?

La ley Electoral y de Partidos políticos debe modificarse y ya se está hablando de ello. No puede ser una modificación muy extensa, siendo necesario eliminar completamente el financiamiento privado de las campañas políticas. Por otro lado, la no reelección evita el sueño de continuar en el poder al presidente en funciones. Pero el hecho de que no haya una reelección nos hace más cortoplacistas. Yo propondría una situación intermedia. Los guatemaltecos deberíamos entender que una de las mejores inversiones que podría hacer el Estado es garantizar las elecciones verdaderamente libres, sin dependencias económicas. Otra reforma debería ser la limitación del número de períodos, ilimitado en la actualidad, que un congresista y/o alcalde puede ser reelecto. La tercera reforma es permitir la reelección presidencial pero no sucesiva, con al menos un periodo de por medio, para que los presidentes puedan continuar su carrera política y se acaben con las medidas cortoplacistas.

Por otro lado, se necesitan más recursos para conseguir, entre otras cosas, un mayor entrenamiento, equipamiento y mejores salarios de los policías. Además, se necesita aumentar la protección de los jueces y magistrados porque quedan expuestos a la aceptación de sus juicios por parte de los afectados.

El problema de Guatemala y de Latinoamérica en general es que hay pocos recursos y son mal utilizados. El futuro presidente guatemalteco se va a encontrar con una situación muy difícil y precaria, pero, como soy un hombre optimista, confío en las mejoras que se llevarán a cabo en Guatemala y, dado que el gobierno del presidente Colom está agotado, cualquier cambio que venga será para mejor. Necesitamos un líder honesto y capaz, pero en ese orden, primero tiene que ser honesto y después capaz.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: